Se habla mucho de la reingeniería de procesos. Hay empresas que, en forma temeraria, se lanzan a reingeniar sus procesos sin mayor análisis. 

Como resultado, muy a menudo se invierten fuertes cantidades de dinero y el programa fracasa.

Antes de lanzarse a un programa de este tipo, es conveniente preguntarse: ¿Estamos dispuestos a implementar cambios radicales, que probablemente cambiarán por completo todo lo que estamos acostumbrados a hacer? ¿Es necesario? ¿Es tan cambiante nuestro ambiente o tan grave nuestra posición que requiere una transformación tan radical? ¿Podemos invertir en nueva tecnología? ¿Comprendemos el papel de la tecnología al reingeniar? ¿Entendemos realmente qué es reingeniería? ¿Hemos recibido suficiente capacitación?

Las nuevas tecnologías, en especial las de informática, son las que hacen viable el rediseño de los procesos.

Es preciso desarrollar un criterio adecuado para no dejarnos hechizar por todo lo nuevo; únicamente adoptaremos aquello que realmente será útil y que mejorará nuestra calidad, servicio y productividad.




Joomla SEF URLs by Artio