San Pedro y Dios están conversando acerca de las normas para ingresar al cielo.

Dios: " Debemos ser más exigentes con el nivel de gente que está ingresando al cielo".
San Pedro: "Seré mas exigente con la entrada al cielo".

Mientras tanto está pasando un negrito por la puerta y escucha la conversación de camino a la cola de ingreso al cielo. San Pedro se va a su puesto de trabajo y comienza la selección siendo muy exigente, cuando le llega el turno al negrito, San Pedro le pregunta:

- ¿Nombre?
- "Leonardo Di Caprio".

San Pedro lo mira y le vuelve a preguntar:

- ¿Nombre?
- "Leonardo Di Caprio"

San Pedro toma el teléfono, llama a Dios y le pregunta:

- Jefe, ¿el Titanic se hundió o se quemó?




Joomla SEF URLs by Artio